edi

 


MATCO S.A. es una empresa chilena especialista en sistemas constructi­vos de enfierradura prefabricada y líder en el mercado de la construcción.

Cuenta con profesionales altamente capacitados que realizan una adecuada coordinación para dar so­lución a las necesidades del suministro de acero en obra, cumpliendo con los plazos de entrega establecidos y logrando hacer más eficiente el proceso de abastecimiento.

MATCO fue creada en 1981 y es con­siderada pionera en su rubro, ya que ha modificado el sistema es­tablecido en base a la preparación de acero en obra manualmente por un proceso industrializado  que garantiza la homogeneidad del producto y la fabricación bajo normas ISO-9001:2008

La producción en planta permite un mejor control de los elementos y aprovechamiento del espacio en obra cada vez más reducido, mejora los índices de seguridad y elimina  la perdida metálica.

La compañía, fiel a su compro­miso y liderazgo en el mercado, ha estado a la vanguardia en el de­sarrollo de productos y servicios específicos para los diferentes re­querimientos de mercado. En base a su experiencia ha podido iden­tificar necesidades particulares de los clientes, desarrollando ofertas diferenciadas para los segmentos de:

  • Edificación e Infraestructura
  • Proyectos Industriales
  • Vivienda

 

VISION

Ser reconocidos como la mejor empresa de servicio de enfierra­duras.

 

MISION

MATCO S.A. es una empresa chilena, líder en proporcionar al mercado de la construcción civil un servicio inte­gral de corte y doblado de acero de refuerzo para hormigón. Entrega además, barras de acero de refuerzo de largo comercial y cortadas a la medida que requiere el cliente.

Garantizamos la satisfacción de las necesidades de nuestros clientes, a través de la entrega de productos y servicios de óptima calidad, uti­lizando el mejoramiento continuo en nuestros procesos.

Basamos nuestro actuar en la re­alización de nuestros colaboradores y en el cumplimiento de las expecta­tivas de los accionistas. Contribuimos al desarrollo de la sociedad y res­petamos sus normas legales, éticas y morales.